Cómo diagnosticar la COVID-19

Cómo diagnosticar la COVID-19

Son muchas las dudas que siguen surgiendo acerca de cómo se diagnostica la COVID-19. Esto es normal, ya que se han hablado de tantas pruebas que son válidas para detectarlo y tantas que no son válidas que aún mucha gente no tiene claro cuál se tiene que hacer para ver si tiene o no COVID-19.

A continuación, os mostramos las dos pruebas que hay que hacerse para diagnosticar la COVID-19 sin que exista ningún tipo de duda en el resultado.

 

Pruebas para diagnosticar la COVID-19:

Existen dos pruebas principales para la detección del virus:

En primer lugar, está la prueba PCR. Esta prueba se realiza cuando una persona presenta síntomas de coronavirus (síntomas respiratorios, fiebre, síntomas digestivos, pérdida del olfato y del gusto, malestar general). También se realiza a aquellas personas que hayan tenido un contacto estrecho reciente con alguna persona enferma de coronavirus.

La prueba PCR se puede realizar tanto por el tracto respiratorio superior como por el inferior. El superior se realiza por la nariz, y el inferior por la boca.

Para realizar la prueba por el tracto respiratorio superior se introduce un bastoncillo por un orificio nasal unos cinco o siete centímetros hasta la nasofaringe y se gira unos segundos para obtener el tejido necesario. Si por el contrario la prueba es por el tracto respiratorio inferior, se debe inclinar la cabeza hacia atrás, introducir un bastoncillo en la garganta hasta la faringe y se da vueltas entre cinco y diez segundos.

En segundo lugar, están las pruebas serológicas, comúnmente conocida como los test rápidos. Esta prueba se puede realizar a toda persona con sospecha de coronavirus, que presenten síntomas o no y nos permite saber si estamos pasando la infección o hemos tenido la infección en el pasado. Esta prueba nos muestra la presencia de anticuerpos en nuestro organismo. Éstos suelen dar positivos tras 1 a 3 semanas de síntomas. Los anticuerpos IgM nos indicarán si estamos frente a la infección aguda del virus y los anticuerpos IgG nos indicarán si nuestro organismo ha creado una protección natural o inmunidad frente al virus.

A diferencia de la prueba PCR, los test rápidos se realizan con la toma de una muestra de sangre. Consiste en un ligero pinchazo en el dedo para extraer algo de sangre y poner esta sangre sobre el test rápido. El resultado tardará unos 15-20 minutos. La fiabilidad de estos test es de un 60%-80%.

En conclusión, la prueba más efectiva para diagnosticar la COVID-19 es la prueba PRC. Esta prueba no se puede realizar sin cita previa para no colapsar los hospitales. Por ello, hasta que os den la cita os dejamos este post con consejos sobre que hay que hacer si se tienen síntomas de la COVID-19.

En los hospitales Viamed, ponemos a disposición de los pacientes las pruebas necesarias para la detección del virus. Únicamente es necesario llamar y pedir cita para que puedan realizarte la prueba. Hospitales que ponen a disposición la prueba:

Hospital Viamed Virgen de la Paloma

Hospital Viamed Santa Ángela de la Cruz

Hospital Viamed Novo Sancti Petri

Hospital Bahía de Cádiz

Hospital Montecanal